domingo, 20 de diciembre de 2015

Una bandurria que se fue al otro barrio II

Esta es la segunda parte de la reparación y restauración de una bandurria viejuna que mola mazo!
En la primera parte quedó pendiente arreglar el clavijero y cambiar el cordal y las clavijas. Y eso es lo que vamos a ver aquí.

En estas condiciones estaban las clavijas.


Se puede observar que ademas de viejas y gastadas estaban mal alineadas en el clavijero. Así que lo primero es anular los agujeros del clavijero.



Y acto seguido se hacen los nuevos "bujeros" ya alineados correctamente.


Como se puede ver el clavijero es algo estrecho y hay que "engordarlo". Algo que ya estaba previsto y por lo que me hice con algo de chapa.


Las iniciales de mi suegro me quedaron fatal pero que le vamos a hacer...



Y ya barnizando con fallos incluidos...


Clavijas instaladas


Ya montadita: 


Y acabada!

miércoles, 7 de octubre de 2015

Una Bandurría que se fue al otro barrio...

Ay madre! cómo acabará esto...?


Esta bandurria se la dieron a mi suegro y la verdad, no pensé que pudiera arreglarla. Como se puede ver, le habían hecho dos cortes en el talón. La "idea" era bajar las cuerdas echando el mástil hacia atrás y volviendo a encolar... Lo sé, el que lo hizo no tuvo muy buena idea... Con lo fácil que hubiera sido ajustar puente y cejilla...





Lo primero, desmotar todo y valorar los daños.





Mi hermano me trajo de la carpintería un "tarugo" de haya cortado a los grados que le dije para que me fuera más fácil. Tuve que lijar el corte de la bandurria para ajustarlo perfectamente al "tarugo". Esto lo hice a mano, con lija de papel y un transportador de ángulos. 


Con unas puntas sin cabeza conseguí que no se desplazara al pegarlo con araldit y unos sargentos fabricados por mí.



Un poco de escofina...


Y lo mismo con la otra parte del mástil.




Lo más gordo ya está.


Más lima



Y parece que la cosa marcha...


Le puse unos refuerzos por si acaso. Unas varillas de haya.



El puente estaba rallado y había que rectificarlo para bajar las cuerdas un poco. Como era muy grueso lo rebajé. Pienso que eso dejará vibrar mejor la tapa.




Los bordes los quise dejar con ese "biselado" pero es posible que en otra ocasión lo remate de otra manera. Ya que tendré que cambiar y rectificar las clavijas y la pala que están descentradas y en mal estado. Así que cuando tenga otro rato aprovecharé y haré todo. Quizá el próximo verano...




Y a empezar el diapasón. No sé si el viejo era el original o no, pero daba pena solo de verlo...



Como se puede apreciar, el viejo diapasón era malísimo. Tenía trastes mal distribuidos, por lo que era imposible que afinara. Se puede observar a simple vista que el tercer traste es más grande que el segundo (y no era el único de esa guisa...). Extraña escala debía de sonar... Aproveché para hacerlo más grueso para añadir más consistencia.


Al igual que el mástil, lo hice en haya por su dureza y ser lo que tenía a mano. No sé que efectos tendrá en la resonancia y demás, pero... Algunos de los sargentos son gentileza de mi amigo Alex del taller de guitarras DHR.


     

La Titebond apuntito de chorrear y las uniones, que no quedaron tan mal para ser la primera vez y a ojo de buen cubero...






Le puse un poco de tinte al alcohol para que no cantara tanto, pero sin pretender que quedara el mismo tono, ya que es muy difícil y no lo veo necesario.


Al diapasón le di un tinte negro para que resaltara más.





Y cómo no? Bárniz (gomalaca) a muñequilla.


Barnicé el diapasón para protegerlo del sudor.


Y a trastear! no tengo herramientas adecuadas pero a veces las cosas se arreglan a martillazos...











Con las cuerdas montadas.


Las medidas fueron correctas. Todo cuadraba y solo hubo que ajustar un poco el puente, ya que le puse traste cero y el ajuste de la cejilla fue mínimo.


Después unos puntitos de referencia...




Y el resultado final:






Ahí está "probaor" dando su aprobación:


    video