lunes, 18 de diciembre de 2017

P51: Un homenaje a Leo

Treinta años se cumplen desde que empecé con el bajo eléctrico. Y qué mejor forma de celebrarlo que construirme uno.
Hace años que me rondaba la cabeza y al final se ha materializado. 
El Precision 51 fue el primer primer bajo que comercializó Fender. Por lo visto Clarence tomó lo que le pareció mejor de otros bajos ya existentes y lo mezcló con sus ideas y las de su equipo, creando un bajo que revolucionó el mundo de la música.
Así que como hace años que quiero tener uno, pensé que ese sería el modelo perfecto para empezar. Además es mi pequeño homenaje a Leo y su equipo de aquellos primeros años. 
Gracias por tu legado Clarence!



Una vez comprados los planos y el material solo es cuestión de tiempo...



Para el cuerpo swamp ash y para el mástil maple. Para la cola de mofeta nogal, todo según las especificaciones de la época ya que se pretende que sea una copia lo más fiel posible.


Recortar el cuerpo me costó un poco ya que no dispongo de una sierra de cinta. 
Usé una caladora y después la fresadora ayudándome de una plantilla.




Para los demás fresados también usé plantillas. Primero pensé hacerlas yo mismo pero opté por comprarlas por la falta de tiempo. El problema es que planos y plantillas no coinciden y tuve que tomar decisiones sobre por cual guiarme. Para ello busqué información en internet y libros. Comparé fotografías y lo que no tenía claro lo hice a mi libre albedrío.


Se vende una herramienta específica para poner el herraje  del jack, pero me hice un invento que me solucionó la papeleta sin tener que gastar tanta guita.


También se puede poner un herraje más moderno y fácil de instalar, pero mi idea siempre es hacerlo lo más parecido posible aunque sea más complicado. 


De ahí pasé al mástil. Lo primero recortarlo y fresarlo con la ayuda de la plantilla.


Comprobación de que todo encaja y alinea bien.


El siguiente paso fue hacer un "cajón" para hacer la canal del alma. Esto me resultó complicado ya que, aunque encontré en la web la forma de hacerlo, tuve que hacer muchas cábalas para no equivocarme. La canal no solo tiene que estar bien alineada sino que además tiene que tener una curvatura determinada para que funcione el alma.


Al final no salió tan mal...


Otra dificultad es hacer los agujeros por donde tiene que pasar el alma y el alojamiento de la tuerca. Aquí hay que echar mano del taladro de banco, pie de rey, y mucha concentración. 
Yo siempre con el corazón en un puño por no saber por donde va a salir la broca...




Las siguientes imágenes muestran el taco que usé como guía. Hay que poner un tubo metálico de la medida de la broca para que "baile" lo menos posible, y además tiene que ser con la trayectoria adecuad para ir a parar a la canal. Si no, cagada la hemos....


No tengo fotos de todo pero primero se ha de hacer un agujero del tamaño de la tuerca y después otro del diámetro del alma.


Una vez más, se dificulta la tarea por no tener una sierra de cinta. Tuve que hacer uso del serrucho para regruesar la pala.


Y en este lado también se han de hacer dos diámetros de "bujero" para pasar el alma y que se quede trabada. Para ello tuve que agujerear un tornillo.



Et voilà!


Este instrumento ya tiene alma!



Lo siguiente es dar el radio al diapasón. La  idea era hacer un artefacto para que me sirviera en el futuro. Pero el tiempo apremiaba y decidí hacerlo a mano con un taco y lija.


Diapasón 7´25"


La cola de mofeta tiene que encajar a la perfección. No puede quedar mal a la vista pero también es importante que el alma no quede bloqueada por lo que tiene que tener la misma curvatura que la canal. Tuve que repetirla porque la primera no me quedó muy bien.








Otro "cajoncito" para hacer las ranuras de los trastes.


Y como no? los puntitos !



Tuve que hacer un soporte circular para lijar algunas partes como la pala y los cuernos.
Y para tapar el agujero del alma; un tubillón de nogal.





Otro problema que se nos presenta son las medidas de las brocas, ya que han de ser en pulgadas pero como a veces las piezas tienen medidas métricas hay que ir con ojo.



El taladro de banco ayuda mucho, pero si como yo tenéis el más barato tendréis problemas porque las brocas "bailan" más que el Iceta...



Parece que no va mal... ya me empiezo a poner contento. No soy guapo pero a veces salgo más resultón...


En las siguientes fotos se puede ver que el mástil todavía es "cuadrado" lo que dará estabilidad a la hora de trastear.


Para trastear y con la racanería que me caracteriza preferí hacerme una herramienta para no tener que comprarla. Jajaja! No. Lo que pasa es que tampoco podía esperar a que me llegara. Y con una carrucha de tender la ropa y el taladro de banco, tira que te va...




Para hacer el contorno trasero del mástil usé lima y lija. A mano!
El grosor es como en los 50; bate de beisbol!










Ñññño! maquedao bien y too!


Para el puente opté por este modelo, que se ajusta bastante a lo que sería el original pero tiene los surcos para las cuerdas. Más adelante puede que lo cambie, pero por uno más vintage!


Y poner los "ferrules" también tiene su dificultad. Tuve que hacer retoques para que quedaran bien enrasados.


Las primeras pruebas con las cuerdas demostraron que el mástil es estable y el alma funciona perfectamente. El sonido es rico en agudos.


El golpeador también home made!



Ya empezamos con la electrónica. 


Potes de 250k cts y los botones más parecidos a los originales que encontré. 


Cableado de trapo y todo según en el diagrama original. Una resistencia de 15k y un condensador de 1uf de la tienda de electrónica de mi barrio. De momento es para probar, más tarde lo cambiaré por algo más "cool"






Las primeras pruebas fueron emocionantes y sorprendentemente bien para mí.  Sonido redondo con muchos graves y generoso en agudos. El toblerone estaba muy rico.


Ahí van unas foticos que me gustan especialmente porque se puede ver el origen del cuerpo. Los "bujerillos" son pruebas que hice antes de meterle mano al body.




La pastilla es una JAG (John Anthony guitars). Con un precio asequible y una estética impecable. El sonido que da tiene graves poderosos.


La cejilla iba a ser de hueso pero como soy un ansias le puse una fender para acabar antes. Aunque no es de hueso tiene buena calidad. Quizá más adelante acabe la de hueso.


Y otra vez a desmontar para empezar el suplicio de la pintura...




Ah! se me olvidaba! El fresado del contorno, para lo que me ayudó el amigo Carlos del foro Borg. Tubo la amabilidad de darme varias medidas de su telecaster del 69 que me sirvieron para solucionar algunas dudas. Gracias Carlos!


Esta vez y también por ahorrar tiempo opté por los sprays de Nitorlack; calidad y colores fieles a las principales marcas guitarreras.


Improvisé una cabina. Más cutre no podía ser... Lo malo es que justo llego el frío y en la "bodeguilla" del suegro no hay calefacción. Eso sumado a la humedad de la proximidad a la playa me dificultó mucho la tarea. La verdad es que tiene que ser uno un poco "masoca" para no dejarlo en manos de un profesional...


El decal es de bikerinblood. Calidad extra y servicio excelente. Un profesional fuera de serie.
En los originales se nota el escalón del decal como se aprecia en la segunda foto. Pero le puse más capas de barniz y quedo totalmente plano.


Después de cada mano de pintura se iba tapando la beta del fresno. Al final se ve sutílmente. Creo que el resultado es bastante fidedigno.




Cambio de condensador. Este es de .47uf. Me gusta más como reacciona. Aunque no descarto otras modificaciones.
También se puede ver el contraste de la madera limpia con la pintada.




El resultado final me satisface al 99%, y después de llevarlo a DHR Taller de Guitarras para que diera su visto bueno me quedé más satisfecho todavía. Por cierto, Gracias Alex por el ajuste de la cejilla y el asesoramiento que siempre me das.
Os dejo para que evaluéis el producto. En breve pondré muestras de audio y puede que vídeo.