sábado, 2 de junio de 2012

Ajustando un nuevo puente

Hoy os voy a mostrar como ajusté un nuevo puente en mi contrabajo. No sé hasta que punto es un resultado profesional. Pero a mí me sirve. El contrabajo ha ganado en calidad de sonido. Según he averiguado buscando en la red, el puente es, a parte de las cuerdas, el único elemento que debe cambiarse periódicamente para que mejore el sonido. Si queréis ver las imágenes en mayor tamaño pulsad en ellas. Bueno, vamos al lio:

Primero hay que hacerse con un puente nuevo. Se puede comprar por internet y no es un gran gasto. Yo opté por este:



Si tienes un puente mal ajustado, tendrás que buscar información sobre las medidas apropiadas al tamaño de tu contrabajo o usar el viejo truco; ojo de buen cubero... Yo tenía un puente bien ajustado y lo que hice fue copiarlo. Eso sí, modificando un poco las medidas para adecuarlo a las "desviaciones" de mi contrabajo, mi forma de tocar y la comodidad como yo la entiendo.



Después hay que recortar lo marcado:



Y comenzar a lijar. Para darle a los pies la curvatura adecuada hay que poner un papel de lija sobre la tapa del contrabajo y lijar a la altura en la que irá situado el puente. Ojo! no es tan fácil como parece...

 





No aparece en las fotos, pero también hay que lijar el ancho del filo del puente y hacerlo en forma de triángulo recto. Esto es como una "L".




  





Y eso es todo. No estará perfecto pero me lo pasé muy bien y me ahorré un dinerillo.
Si os ha gustado podéis comentarlo, y si tenéis alguna duda; preguntadme!
Hasta la próxima y que la fuerza os acompañe!

Publicar un comentario