sábado, 1 de noviembre de 2014

Cigar box Guitar (o aprovechando la basura...)


Bueno... pues en esta ocasión os cuento cómo transforme una acústica que encontraron mi señora y mi suegro en la basura de mi barrio. 
Como podéis ver el estado era tan malo que no se podía recuperar gran cosa...


La tapa estaba mal pero los aros se habían llevado la peor parte. Al parecer estuvo  a la intemperie mucho tiempo y hasta tenía restos de un nido dentro...


El mástil roto y de mala manera... 


Solo se me ocurrió aprovechar el mástil para hacer una "cigar box guitar" así que me puse a desmontar. Ah! también aproveché parte de la tapa para otro apaño, pero eso es arena de otro costal...




Y lo segundo fue pegar el mástil con araldit con la esperanza de que resistiera la tensión de las cuerdas.


Después a pegar el diapasón. Esta vez con Titebone.



Y el resultado aunque no muy fino por lo menos esperanzador...


El estanquero de mi barrio me echó una mano con la caja de puros y aquí están las partes incluyendo piezas compradas al tío Tom.


Con un cacho palo que tenía mi suegro por la bodeguilla y los cortes pertinentes ya tenemos el esqueleto.



Un recorte para el puente que va montado sobre una pieza hecha a medida y que se puede ver bajo el mástil en la foto anterior.



Y ya empezando a hacerla un poco visible...



Aquí se puede ver la mala leche con la que se rompió el mástil... 


Después de encolar las piezas del "esqueleto" comprobé la funcionalidad del alma y para mi alegría iba perfectamente bien!


Siguiente paso tallar la madera para conseguir una unión más ergonómica dentro de lo posible...








Y un primer repaso al diapasón que estaba más seco que la mojama...

 
Las clavijas estaban rotas y oxidadas así que tuve que poner unas nuevas, para lo que tuve que tapar los agujeros antiguos y hacer unos nuevos con la medida adecuada.






Un trébol para adornar y dar suerte además de homenaje a ese país que me gusta tanto...


Coño! y en la primera prueba aguanta! cojonudo!


Un poquito de tinte para dar un aspecto a tabaco y a la vez rural.


Un poco de lima para que sea más cómoda.


Y no veas como chupaba el aceite...

  
Ahora a por la cejilla. con un poco de hueso...







 
Lo malo es que los trastes se salían casi con mirarlos... y claro tuve que meterles mano...


 


Después unos "bujeros" a la "cajapuros"...


Y la circuitería. Pasiva claro...


Para que corra el aire unos filtros de desagüe agenciados en la "ferre", y para los potes unas calaveras que pillé de un llavero y que quedan molanas!



Yo creo que la pinta no está nada mal... aunque le faltaba algo...


Ah sí! un embellecedor para tapar el acceso al alma y la chapuza de corte que le hice a la caja... Por cierto, totalmente artesanal.


Espero que os haya gustado y ya sabéis, si queréis hablamos.








Publicar un comentario